W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

Tag Archive | "mayores"

TENER LAS PIERNAS FUERTES, ASOCIADO CON UNA MENTE FUERTE

La fortaleza de las piernas fue un mejor predictor de salud cerebral en una investigación británica // Foto Karlyukav

Tener unas piernas fuertes podría fortalecer el cerebro a medida que nos hacemos mayores. Así concluye un estudio británico realizado a lo largo de 10 años. Los autores, investigadores del King’s College de Londres, en Reino Unido, señalan que los hallazgos indican que basta con caminar más para aumentar la fuerza y la velocidad de las piernas. 

De esta forma, se podría ayudar a mantener la función cerebral mejor a medida que se envejece, según los científicos de este estudio. Su investigación incluyó a 324 gemelas con un buen estado de salud, de edades entre 43 y 73 años. Se les realizaron pruebas sobre su capacidad de pensar, aprender y memoria al inicio del estudio y cuando finalizó la investigación, cuyos resultados se publicaron en la revista ‘Gerontolgy’.

La fortaleza de las piernas fue un mejor predictor para la salud cerebral que cualquier otro factor del estilo de vida, según hallaron estos expertos. Como normal general, la gemela que presentaba mayor fuerza en sus piernas al comienzo del estudio tenía mejor sus habilidades mentales y registró menos cambios cerebrales asociados a la edad en comparación con la gemela que tenía piernas más débiles.

Sencillos cambios en el estilo de vida para sentirse más sanos

Una de las investigadoras de este trabajo, Claire Steves, explicó que el trabajo sugiere que “cambios sencillos en el estilo de vida que aumenten la actividad física podrían ayudar” a que las personas se sientan sanos mental y físicamente.

No obstante, los mecanismos de esta relación entre piernas fuertes y mejor salud cerebral no están claros. Es decir, el estudio no dice que entrenar la fuerza de las piernas potencie las capacidades cerebrales. Los autores apuntan que podrían implicar a otros factores, como cambios relacionados con la edad en la función inmunitaria, la circulación sanguínea o las señales nerviosas.

Por ejemplo, puede darse el caso de que las personas con piernas más fuertes hagan más ejercicio, tengan una vida más activa, más relaciones sociales o más aficiones que trabajen sus capacidades cerebrales. Sin embargo, hay mucha base científica que apunta que hay que cuidar la relación entre el cuerpo y la mente para conseguir maximizar la calidad de vida.

Cuando se presentó este estudio en 2015, el director de la Sociedad de Alzheimer de Reino Unido, el doctor Doug Brown, dijo que sus conclusiones se sumaban a la creciente evidencia de que la actividad física podría ayudar a cuidar tanto el cuerpo como el cerebro. 

Ejercitar los músculos dos o más días por semana

Por su parte, el director de investigación de Alzheimer Research UK, Simon Ridley, añadió que mantenerse activo ayuda, en general, a reducir el riesgo de demencia. “Es importante tener en cuenta tanto el entrenamiento de fuerza como el ejercicio aeróbico”, señaló.

Ejercitar los músculos dos o más días por semana

Por su parte, el Instituto Nacional del Envejecimiento de Estados Unidos apunta en su página web que incluso “cambios muy pequeños en la fuerza de los músculos pueden marcar una gran diferencia en el funcionamiento, especialmente en las personas que ya han perdido gran parte del músculo”.

Por ejemplo, aconseja hacer ejercicios de fortalecimiento de todos los grupos principales de músculos dos o más días por semana en sesiones de 30 minutos cada una. Eso sí, desaconseja ejercitar el mismo grupo de músculos durante dos días seguidos.

Posted in Mayores, Sin categoría, Sociedad CivilComments (0)

CAMBIOS EN EL ENVEJECIMIENTO QUE PUEDEN INFLUIR EN LA FUNCIÓN

Por el doctor René de Lamar, especialista en Geriatría y Gerontología, asesor médico de CANARIAS7.

Establecer una línea clara y precisa o definir con claridad entre los signos o las manifestaciones del envejecimiento normal y la enfermedad con las características atípicas tan frecuentes en el adulto mayor puede constituir todo un reto diagnóstico incluso para especialistas de experiencia, por lo que tan interesante tema es el seleccionado para el artículo de hoy.

Puede ser tan compleja la respuesta de lo que corresponde al envejecimiento normal propiamente dicho o al inicio del cuadro clínico de una determinada enfermedad que se puede establecer un símil con el conocido refrán ‘¿qué es lo primero: el huevo o la gallina?’

Comenzamos por las más llamativas alteraciones que afectan de manera concomitante al propio envejecer, tanto a nivel del sistema responsable de la motricidad como a nivel de la planificación motora o al propio deterioro de funciones cerebrales, que pueden afectar el resultado final, es decir, la función.

Como la otra cara de la moneda, existen enfermedades clasificadas como neurodegenerativas y psicogeriatrícas que pueden afectar tanto a los roles sociales como a la propia función, es a ese conjunto lo que denominamos comorbilidad.

Al envejecer se tiende a realizar las tareas cognitivas de forma diferente, utilizando más áreas y zonas de ambos hemisferios cerebrales con tendencia a desaparecer la lateralización de las funciones cerebrales como se ve en el adulto más joven.

Todos estos cambios se concentran de forma fisiológica durante el proceso de envejecimiento en algunas esferas cerebrales que describiremos en síntesis a continuación.

En teoría se cree que los recursos de procesamiento cognitivo controlan y gobiernan la eficacia para afrontar las tareas cotidianas y sociales, pues con el envejecer no solo se mantiene, sino que aumenta el caudal de información.

Pero se ha demostrado que se van reduciendo los recursos mentales de actuación y adaptación rápida, con el consiguiente deterioro en la rapidez de acceso y manejo de esa información.

Pero lo más destacable es la alteración de la memoria operativa, es decir, de la capacidad de almacenar, recuperar y transformar simultáneamente información con la consiguiente repercusión en la función y en la relación con los demás.

Otro aspecto importante es la atención, ya que interviene, no solo en la selección de una determinada información, sino en la inhibición activa de otra que no resulte de interés.

La atención sostenida o capacidad para procesar activamente la información a lo largo de un periodo de tiempo a pesar de cierta alteración en la vigilancia no suele estar deteriorada en el mayor sano.

El mayor suele tener muchas dificultades para simultanear y procesar dos focos de atención diferentes, sobre todo si la tarea es complicada, es decir, depende tanto de la complejidad de la tarea como de la familiaridad que tenga con ella, por el desarrollo de automatismos que no implican atención.

Existen diferentes alteraciones que son secundarias al proceso de envejecimiento normal o fisiológico que pueden afectar la importante función sin reunir los criterios de una enfermedad definida

Doctor René de Lamar

En el proceso de envejecer se alteran los mecanismos inhibitorios, con la consiguiente repercusión sobre la atención selectiva, la atención dividida o ambas y, por tanto, sobre la funcionalidad de la persona.

Existe una memoria que se denomina procedimental, que implica la retención implícita de habilidades, tanto motoras como cognitivas, que no se afectan con la edad; por el contrario, las operaciones mentales se confían cada vez más a este tipo de memoria.

Por el contrario, la memoria operativa constituye el paradigma de alteración con la edad. No es un almacén de datos sin más, sino que implica percepción, manipulación, almacenamiento y transformación de datos de forma dinámica y concomitante con la recepción de nuevos elementos.

Por ello, se plantean muchas dificultades en situaciones que exigen manipular e integrar informaciones a corto plazo y se expresan todavía más en situaciones que exigen mantener datos mientras se procesa simultáneamente otra información que va llegando.

Este concepto nos obliga a recapacitar sobre las situaciones de estrés a las que muchas veces sometemos a nuestros mayores, con la consiguiente repercusión en su funcionalidad y en su propia autoestima, por lo que se deben evitar.

Por otra parte, el vocabulario y el conocimiento lingüístico aumenta con la edad y además tienen una mayor habilidad para utilizarlo en el contexto adecuado. Comprobar que mantiene la alternancia de turno o es capaz de valorar la ironía o el doble sentido de las palabras, implica una buena actividad social. 

En la práctica, a pesar de que sabemos que con la edad se va deteriorando la capacidad de interpretación de las instrucciones, incluyendo las médicas o el manejo cotidiano de la medicación en las que interviene la memoria operativa, exigimos el cumplimiento terapéutico estricto.

Si conocemos la progresiva dificultad para la toma de decisiones de nuestros mayores, les exigimos prácticamente a diario importantes decisiones de salud o incluso la redacción de un testamento vital, aspecto que se debe tener siempre presente.

Si actuamos sobre el contexto, facilitando estrategias y evitamos el apremio en las decisiones, aportando confianza, minimizamos la repercusión funcional en salud, el estrés es el principal predictor de incumplimiento terapéutico.

Datos Prácticos

  • Personalizado. Las actitudes preventivas, diagnósticas y terapéuticas ante cada proceso deben ser diferentes y estar siempre personalizadas en base a las características de cada caso.
  • Repercusiones. Lo realmente importante no es solo la enfermedad per se, sino las repercusiones psíquicas, sociales o motrices que ocasiona una vez que desaparece la fase aguda.
  • Tras un cuadro agudo. El proceso que viene después que se soluciona un cuadro agudo, al margen de la causa que lo produjo, no se puede obviar cuando se aborda el envejecimiento de manera personalizada.
  • Atención selectiva y memoria. Se altera de forma significativa en el envejecimiento normal tanto la atención selectiva (cuando se elige un foco de atención suprimiendo el resto) como sobre todo la memoria dividida.
  • Menos flexibles. Al tener que tomar decisiones los mayores son menos flexibles, más lentos y cautelosos, consideran menos caudal de información, manejan menos variables y prefieren estrategias que requieran menos cargas cognitivas.
  • Mecanismos. Existen mecanismos de compensación como la experiencia, la mejor utilización del contexto y el desarrollo del conocimiento procedimental.
  • Habilidad verbal. La habilidad verbal constituye un marcador precoz de la habilidad para los roles sociales, si se deteriora casi siempre denota el inicio del declinar de la función.
  • Patológico. Cuando predomina la pasividad o aparecen respuestas no verbales ya estamos ante un envejecimiento patológico en toda regla.
  • Velocidad perceptiva. Con la edad, además de coexistir con problemas de concentración, se disminuye progresivamente la velocidad perceptiva y del proceso de información no realizándose gran parte de las tareas intermedias.
  • Círculo vicioso. Con frecuencia estamos ante un verdadero círculo vicioso en que la salud se deteriora con el envejecimiento y el propio envejecimiento influye sobre el deterioro de la salud.

Posted in Mayores, Sociedad CivilComments (0)

AISLAMIENTO SOCIAL DE LOS MAYORES: MINIMIZAR SU IMPACTO

Por René de Lamar para ‘Canarias7’

El aislamiento en el mayor tiene un evidente impacto negativo sobre las esferas emocional, cognitiva biológica, social y en lo funcional, con claro efecto dominó al influir cada dominio sobre los otros deteriorando la salud y la calidad de vida.

Estamos atravesando una situación excepcional ante la pandemia que afecta al mundo en la que como ya hemos podido conocer, los mayores, sin lugar a dudas constituyen el eslabón más débil y afectado de todo el entramado social y al que debemos proteger en diversos aspectos ya que el necesario aislamiento “protector” puede tener efectos deletéreos para otras esferas de la salud que debemos tratar de prevenir e intentar minimizar.

Esto se debe a que los mayores tienen mayor riesgo de contagiarse por el coronavirus y enfermar frecuentemente con mayor gravedad, sabemos que deben estar aislados como medida preventiva fundamental, evitando el contacto social en lo que tristemente se incluye a su propia familia, amigos y cuidadores habituales.

Esta situación crea un terreno propicio para padecer alteraciones de diversa índole a las que nos estamos enfrentando en el día a día de la consulta que recorren un amplio abanico como la depresión reactiva, ansiedad, alucinaciones y alteraciones de la conducta que intentamos analizar en el artículo de hoy con el objetivo de dar a conocer medidas que puedan resultar de ayuda tanto a los propios mayores como a las personas encargadas de su cuidado.

La apreciación de síntomas tanto anímicos como cognitivos y conductuales va directamente relacionada con el nivel de exigencia del medio, que en estos momentos es muy elevada dada la situación actual.

En la vida corriente y normal utilizamos poco nuestra reserva cognitiva de la que forman parte el nivel educacional, cultural, profesión que se ha ejercido durante la vida laboral activa y la importante plasticidad neuronal.

Variables importantes para favorecer el envejecimiento exitoso y saludable como mantener una alimentación sana, la actividad física diaria en función de las posibilidades de cada persona, higiene personal y ambiental, el entrenamiento cognitivo y la creación de hábitos cognitivos saludables tiene que adaptarse a esta situación y ejecutarse acorde a las posibilidades reales en espacios reducidos y tutelados por las personas que estén a cargo de la atención y cuidados del mayor.

La restricción calórica se ha demostrado muy eficaz en el incremento de la longevidad y mantener una buena salud al cumplir años, su efecto fundamental es reducir la llegada de glucosa a las mitocondrias para así disminuir la formación de radicales libres de oxígeno y minimizar los efectos nocivos de estos compuestos para el organismo.

Como parte del envejecimiento psíquico se produce un proceso de enlentecimiento en la memoria a corto plazo y de trabajo, dificultad para tomar decisiones complejas, falta de flexibilidad o rigidez en el comportamiento y disminución del tiempo de reacción aspectos que es esta situación deber tenerse presente.

La inteligencia “práctica” entendida como la habilidad para resolver problemas cotidianos, aquellos que van surgiendo en el mundo real declina muy poco, se debe estimular y ejercitar para mantenerla activa y que sea una herramienta útil en estos momentos de aislamiento.

La depresión puede provocar pérdida de iniciativa, atención y concentración con deterioro de memoria, en el mayor se acompaña de problemas afectivos, cognitivos y sintomatología vegetativa.(Alteraciones del sueño, apetito sensación de cansancio y pérdida de peso)

La salud mental que abarca el contenido del pensamiento, el ánimo y la conducta, se puede afectar por el aislamiento y deteriorar la necesaria habilidad para adaptarse a los cambios que la situación impone y enfrentarse a la adversidad, incluyendo las relaciones con otras personas.

Dado que el envejecimiento neuronal, la neurodegeneración con muerte neuronal ocurren tiempo antes que se efectúe su diagnóstico, la prevención con medidas adecuadas en personas en riesgo debido a factores ambientales como el actual aislamiento puede al menos retrasar el comienzo del deterioro como expresión de la enfermedad demenciante en sí.

La evaluación psíquica debe medir la situación cognitiva, afectiva y conductual debido a que se pueden relacionar entre si y un dominio afectar secundariamente el otro, por ejemplo estar ansioso disminuye la atención lo que afecta la memoria y en su conjunto producir alteraciones en la conducta.

Los compuestos con demostrado efecto antioxidante pueden ayudar a los antioxidantes endógenos a eliminar o disminuir la producción de sustancias nocivas para el organismo lo que puede resultar beneficioso en esta situación.

Datos Prácticos:

*El abordaje de los problemas derivados del aislamiento social debe conjugar la intervención ambiental, realizando actividad física y mental diariamente en la medida que sea posible adaptada en cada caso, asociando la farmacológica de ser necesaria.

* Establecer rutinas es fundamental, hay que mantener cierto orden y regularidad en las actividades del día a día con tareas que faciliten una estimulación continua, coordinando el cuidado y la higiene personal, alimentación, ocio y actividad domiciliaria.

*Es importante continuar manteniendo la mayor integridad sensorial, vista y audición con el adecuado uso de gafas y audífonos en los pacientes que lo precisen para favorecer su conexión con el medio y la importante estimulación cognitiva.

*Un adecuado control en el consumo de fármacos evitando la automedicación, los ajustes de tratamiento por decisión propia o por dificultad temporal en el suministro. Si padece ansiedad intentar primero con medidas no farmacológicas como respirar profundamente y técnicas de relajación.

*La atención es un requisito imprescindible para el normal funcionamiento de las funciones cognitivas y conductuales. Darle la oportunidad que expresen sus dudas o miedos sobre esta situación. Ayudarles a comprender la importancia de lavarse las manos, respetar la distancia de al menos 2 metros y usar mascarilla.

*La restricción calórica que consiste en un aporte equilibrado de nutrientes al organismo pero en cantidades adecuadas que están por debajo de los elevados aportes actuales disminuye la formación de radicales libres nocivos para la salud.

*Realizar actividades que le aporten bienestar como la lectura de temas que le sean interesantes, ver álbumes de fotos familiares o viajes, incrementar el contacto telefónico con familiares y amigos comentando sus preocupaciones e inquietudes y solicitar ayuda a tiempo cuando se vean desbordados.

*La exposición al sol antes de las 11:00 AM es beneficiosa para prevenir el frecuente déficit de vitamina D en nuestro medio y como factor externo del ritmo circadiano del sueño ya que puede modificar la curva de melatonina y consolidar el patrón de sueño.

*Mantener un horario fijo para acostarse y levantarse, permanecer en cama el tiempo suficiente adaptado a las necesidades reales de sueño, evitar siestas prolongadas y ver televisión, utilizar ordenadores o móviles antes de acostarse.

*Se debe explicar el motivo de estas medidas por medio de mensajes claros y sencillos, sin alarmismos y transmitiéndole tranquilidad, haciendo hincapié en que esta situación es temporal y cuidando la comunicación no verbal.

Siempre intentar trasmitir ánimo y positividad a nuestros mayores.

Posted in Mayores, Sociedad CivilComments (0)

TEDIO, ABURRIMIENTO, SOLEDAD

Por José Maria Vera Estremera

Tedio, del latín «taedius» –producir tedio–, repugnancia, fastidio, molestia. Aburrimiento = acción o efecto de aburrirse, cansancio, no saber qué hacer. Soledad = carencia voluntaria o involuntaria de compañía-melancolía que se siente por la ausencia de alguna persona o cosa

Tedio y aburrimiento tienen una cierta similitud, más bien relación. Resulta posible aburrirse sin tener conciencia de ello, como también, aburrirse sin saber el motivo o la explicación de dicho aburrimiento.

El tedio tiene una cierta similitud, en ocasiones, con la melancolía, tristeza o depresión, que hace que el que la padece no encuentre gusto ni diversión en ninguna cosa. El tedio suele surgir cuando nos resulta imposible hacer lo que queremos o lo que nos gusta hacer.

Hay que tener en cuenta que todas las curas que se recomiendan como apropiadas para combatir el tedio, como decidirse al arte, al deporte, a viajar, lo más importante para un católico, su relación con Dios; todo esto lo tenemos que hacer por nosotros mismos.

En realidad, no podemos asegurar si el mundo se nos presenta como carente de sentido porque nos aburrimos, o si nos aburrimos porque el mundo no tiene sentido. La palabra aburrido se ha convertido en uno de nuestros usos lingüísticos más frecuentes.

No es el tedio la enfermedad del aburrimiento, de no tener nada que hacer, sino la enfermedad más grave, es el sentir que no vale la pena de hacer nada.

Recuerdo que en la época de mi niñez era difícil aburrirse, nos entreteníamos con cualquier cosa (jugando al aro, a las canicas, al escondite, etcétera). Actualmente, a pesar del número de artilugios que han surgido (el teléfono móvil, el ordenador y sus juegos, etcétera), más que entretener, les subyugan, no saben estar sin ellos; pero a pesar de ello, todavía se oye la palabra aburrimiento.

Voy a dejar el tedio y el aburrimiento para concentrarme en la soledad, que es la situación personal más frecuente. Es cierto que la soledad se suele experimentar como una carga. Todo ser humano ha estado solo en alguna ocasión, unas veces más que otras.

Quizás sea que el número de personas de más de 70 años ha aumentado de manera considerable y, por lo tanto, el número de personas que se encuentran solas ha crecido. Y, a pesar de la televisión, el teléfono móvil, lo que se echa de menos es la comunicación interpersonales. En épocas anteriores, nos entreteníamos con las tertulias después del café, las meriendas (más frecuentes entre mujeres). Actualmente, el aumento de personas mayores y la forma de trabajo de los seres queridos ha llegado a considerarse como enfermedad (tristeza, melancolía). Esto se ha pretendido paliar con las residencias de mayores y los centros de día.

En estos últimos meses, la aparición de la enfermedad del coronavirus, que nos obliga a permanecer confinados en nuestros domicilios, ha hecho que haya aumentado la soledad y el aburrimiento, difícil de superar, al no ser que demos a nuestra vida un sentido de dejar la oscuridad, con la idea de gozar de la luz, para crear un espacio propicio para llegar a Dios. Esperemos que ese factor externo vaya desapareciendo para llegar a la normalidad.

Posted in Sociedad CivilComments (0)

ECONOMÍA, SALUD Y ENVEJECIMIENTO

El número de adultos mayores crece continuamente.

Por René de Lamar

Recientemente he participado en Santiago de Chile en una convención que me sorprendió gratamente por su calidad, contenido y elevado nivel científico de las diferentes disciplinas que intervinieron, de máxima actualidad e interés que atañe no solo a todo el personal sanitario vinculado a la gestión, atención y cuidados de los adultos mayores en diferentes niveles asistenciales, sino también a economistas, aseguradoras, empresarios, autoridades, gestores sanitarios y a toda la sociedad.

Indiscutiblemente sobre toda la sociedad repercute el peso económico e impacto social del enorme incremento de la población mayor en nuestro tiempo, por lo que he decidido resumir en el artículo de hoy los postulados más relevantes expuestos en la conferencia, en la que intervino también el Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales, y que fue organizada con todo detalle por el profesor titular Dr Pedro Paulo Marín Larraín, Catedrático de Geriatría de la Universidad Católica. Lo allí expuesto puede resultar de gran utilidad a muchas personas por diferentes motivos.

Debo destacar el carácter multidisciplinar de la reunión en la que se debatieron temas muy diversos relacionados con el envejecimiento de la población, la economía centrada en este sector de la población, sus necesidades y hábitos de consumo, que cada año es mayor, con elevado peso sobre la economía en diferentes vertientes y con características diferenciales en comparación con la población de menos edad.

El número de adultos mayores crece continuamente, asistimos a una epidemia de envejecimiento en la que el grupo de los mayores de 80 años es el que más crece pero la sociedad no se ha preparado ni organizado para esta afrontar esta situación. Europa es actualmente el continente más viejo, con la mayor ratio de dependencia de los mayores, cuya tendencia se mantendrá hasta 2070, año en que la esperanza de vida será de 86,1 para los hombres y 90,3 para las mujeres.

El ratio de dependencia de los mayores, inactivos / empleo total crecerá del 43,1 al 68,5%.

La polifarmacia es un aspecto relevante que debe tenerse siempre presente asociado al uso de las nuevas tecnologías empleadas para el diagnóstico y terapéutica de diversas enfermedades que tienen un elevado coste.

Los mayores ocupan con frecuencia indebidamente muchas camas de hospitales por problemas sociales. La opinión del experto.

El deterioro funcional no solo ayuda a explicar parte de la utilización de los recursos sanitarios y su consiguiente coste, sino que es el principal factor incremental.

Lo importante es el estado funcional, no la comorbilidad, el principal determinante del incremento de costes directos e indirectos de la población mayor.

Constituye todo un desafío pasar del gasto a la inversión en adultos mayores ante el cambio demográfico.

Se debe fomentar el acceso de los mayores a las nuevas tecnologías para mantenerse activos.

La expectativa de vida seguirá aumentando pero poco; si no es factible prolongar mucho más la cantidad de vida, debemos centrarnos en la calidad de vida.

Lo que compromete la calidad de vida es la discapacidad, no la enfermedad (impacto individual) y lo que aumenta el gasto sanitario es también la discapacidad no la enfermedad (impacto
social).

Síndrome de Fragilidad, pérdida progresiva de la capacidad para responder a las demandas: Robustez-Fragilidad-Discapacidad.

La fragilidad puede ser reversible, la discapacidad difícilmente, lo importante es evitarla.

¿Como romper la inercia clínica y pensar/actuar de manera diferente?

Hay que cambiar términos comúnmente utilizados: Curar-Cuidar.
Enfermedad-Función.
Supervivencia-Calidad de Vida.
Hacer-Ratio Riesgo /Beneficio.
Largo plazo-Marco temporal.
Reactiva-Preventiva.
Cuidados episódicos-Atención integral continua.

Es fundamental fomentar el envejecimiento activo con el apoyo de los servicios sociales específicos para adultos mayores que deben potenciarse, promover el autocuidado y la autonomía incrementando los espacios de participación e integración de las personas mayores.

Se debe fomentar un cambio de paradigma del concepto y en nuestra forma de ver el envejecimiento, la vejez y a las personas mayores.
Crear entornos amigables adaptados para las personas mayores, realizar cursos de vida saludable y de preparación para la jubilación adquieren elevada relevancia.

El envejecimiento exitoso es mantenerse funcional y mentalmente activo, ser capaces de hacer durante el máximo posible las cosas que nos gustan, con las que disfrutamos y a las que damos valor.

Las personas mayores deben ser tratadas con respeto y consideración por su fragilidad, son la reserva de sapiencia y experiencia de la sociedad.

Los mayores presentan necesidades especificas que el mercado debe ser capaz de reconocer y satisfacer, la economía plateada es la denominación utilizada para dicho mercado que incluye productos y servicios específicos para mayores.

Posted in Mayores, Sociedad CivilComments (0)

LOS “MAYORES”

mayores

Por Antonio Aradillas

Los sinónimos de “mayores” son muchos y diversos, recorriendo caminos de intenciones y de circunstancias sociales, políticas, religiosas y familiares, unas más amables y consideradas que otras. De entre ellos, coloco el acento en los términos “anciano”, “abuelo”, “viejo”, “vejete”, “octogenario”, “provecto”, chochez”, “acabado”, “carcamal”, “longevo”… De suyo, y este es el eje de la reflexión, acaban de asaltar los titulares de los medios de comunicación frases y datos como estos: “Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida…” España ocupa el cuarto puesto entre los países del mundo, con próximas posibilidades de lucir las primeras medallas en el podio…La vejez es ya paisaje rural, ciudadano, eclesial y eclesiástico, con sillas de ruedas, muletas, andadores, y acompañantes, preferentemente sudamericanas. Es “asilo de ancianos desamparados” y residencias, con precios y acomodos al dictado de las pensiones laborales o de la caridad y política municipal o autonómica. La vejez es, en general, soledad y abandono de sí mismos y de los demás.

. En relación con el tema, capítulo esencial es la falta de preparación con la que en la actualidad nos vemos obligados a afrontarlo, pese al convencimiento que se tiene ya de que constituye – y constituirá- , el tramo de la vida más largo en años. . Impreparación tan grave y capital dificulta su aceptación de manera decisiva sin disponer todavía de soluciones efectivas por parte de instituciones, de los propios individuos, de las familias y aún de empresas del sector. La misma ética y su estudio y administración por moralistas y expertos en medicina, y en las disciplinas relacionadas más estrechamente con la antropología, apenas si dieron pasos en dirección distinta a la de salvaguardar principios tan “sagrados” como el de que, por encima de todo, ha de prevalecer el ·”deber” de alargar la vida – o de detener la muerte-, indefinidamente hasta que la “naturaleza” –biología-, aguante y y resista vegetalmente , con ayudas externas, ya en uso, o en estudio.

. La muerte, cargados de años y méritos, no es una desgracia personal, familiar o social. Es episodio y exigencia elemental –esencial- de la misma vida. A la luz de la fe cristiana, es además proyecto y culminación de esperanzas de resurrección y de integración plena en el misterio de Cristo y en el organigrama de su Iglesia, que nos educó para asumirla con símbolos bíblicos tan complacientes y sagrados como “luz perpetua”, “descanso eterno”, seno de Abraham”, “gloria”, “paraíso”, alegre compañía con ángeles, arcángeles y seres queridos”…

. Desde valoraciones ascéticas, filosóficas y antropológicas, en general, en la disciplina de la muerte, todos somos aspirantes a un rotundo y patético “suspenso”. Son pocos –muy pocos- los merecedores de un “aprobado”, y menos del “summa cum laude”,como así lo supondrían y demandarían la fe y la educación religiosa, contando siempre –“por los siglos de los siglos”- con la gracia de Dios y los sacramentos.

. Educar para ser, y ejercer- de “viejo”, es decir, de “persona mayor”, es tan imprescindible y urgente como educar para tratar a esas personas con dignidad, respeto, comprensión, cariño y justicia. Para cumplir esta misión, bastan argumentos tan contundentes como los aportados por los expertos que aseguran que en plazo, relativamente corto, un considerable número de personas que ronden los noventa años estarán afectadas por la terrible enfermedad del “alzheimer”. La catequesis del Papa Francisco resplandece de ejemplos, gestos y palabras   a favor del aprecio debido a los “mayores”, destacando sus posibilidades al servicio del resto de la humanidad.

. Un recuerdo amoroso y pletórico de agradecimientos a quienes hacen posible conjugar el verbo “abuelear” con devoción y mesura, sin abusos, y con la comprensible intención de que hacen un bien, en proporción similar a como se lo hacen a sí mismos, a la familia, y a la sociedad. Otros recuerdo igualmente agradecido a quienes por solidaridad, por motivos de religión, o por humanidad, dedican su tiempo y preocupación a las personas mayores, compartiendo su soledad, sus añoranzas y olvidos, junto con la reiterada narración de sus “batallitas”.

. Los hombres de la Iglesia –“presbítero” en griego significa “anciano”- , cumplirán con su misión, con certera precisión y sentido de actualidad, profundizando en la pastoral adecuada y propia para los “mayores”, que todavía, y en gran proporción, participan de alguna manera en los actos de culto. En cualquier persona mayor, es cristianamente obligado, consolador y factible, descubrir rasgos inequívocos de santos y santas de verdad.

Posted in MayoresComments (0)

CIUDADES AMIGABLES PARA LOS MAYORES

Ciudades-Globales-amigables-con-los-Mayores

POR ANTONIO REGALADO

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha propuesto crear una Red de Ciudades Amigables para las personas mayores. Cabe preguntarse qué entendemos como una ciudad amigable para mayores. Sencillo: un entorno urbano integrador y accesible que fomente un envejecimiento activo. Para conseguir este objetivo, la OMS ha suscrito un acuerdo de colaboración con el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso). Tras este acuerdo ambas instituciones quieren establecer una plataforma de encuentro y de difusión de buenas prácticas que sirva para que ciudades de España y de Iberoamérica puedan formar parte de esta red internacional. Hasta el momento más de un centenar de ciudades se han adherido a esa Red mundial.

A la hora de determinar si una ciudad es o no amigable con las personas mayores, se analizarán los siguientes «aspectos esenciales»: vivienda, servicios comunitarios y salud, transporte, participación social, respeto e inclusión, comunicación e información, espacios al aire libre y edificios, participación cívica y empleo.

Intermediación de la FEMP

De momento, los ayuntamientos de Manresa (Barcelona), Bilbao, San Sebastián, Los Santos de Maimona (Badajoz), Zaragoza y Barcelona han presentado ya sus experiencias y desarrollos para hacer sus ciudades amigables con las personas mayores. La red española se coordina a través del Ceapat-Imserso y en ella participa activamente la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Es el principio.

Se trata, en definitiva,  de contar con ciudades más habitables para todos y en especial para las personas mayores. La filosofía de esta mejora colectiva tiene como objetivo influir positivamente en la salud y en la calidad de vida alentando su participación social y potenciando los nuevos recursos de la nueva sociedad de la información. Paralelamente, la creación de la Red Mundial de Ciudades Amigables con las Personas Mayores intenta establecer relaciones entre las ciudades participantes, cambiar experiencias, fomentar actuaciones sostenibles, proporcionar apoyo técnico y capacitación para reforzar alianzas que fomenten la equiparación y la igualdad entre ciudadanos de todo el mundo. Porque la  OMS también está interesada en explorar planteamientos similares de entornos diferentes, como las comunidades rurales, los hospitales o los lugares de trabajo, que sean amigables con las personas de la tercera edad.

Ventajas de la pertenencia a la Red

1)        Conexión a una red mundial de expertos en envejecimiento y sociedad civil.

2)        Acceso a información fundamental acerca del programa (últimas noticias, prácticas óptimas, eventos, resultados, obstáculos y nuevas iniciativas) a través de la plataforma web SharePoint (http://workspace.who.int/sites/GNAFC)

3)        Orientación técnica y capacitación a través del proceso de ejecución del Programa Ciudades Amigables con los Mayores.

4)        Oportunidades para establecer relaciones con otras ciudades.

 

Funciones de la OMS

1. Coordinar el Programa Ciudades Amigables con las Personas Mayores.

2. Identificar y difundir las prácticas óptimas.

3. Elaborar directrices sobre la ejecución.

4. Prestar apoyo técnico y capacitar.

5. Examinar los progresos realizados y los planes.

 

Solidaridad intergeneracional

En este sentido, el ministerio de Sanidad ha instado a la FEMP a que impulse esta Red Mundial en nuestro país. Al efecto ha organizado unas jornadas en Madrid para estudiar mecanismos que desarrollen la solidaridad intergeneracional. Como todos sabemos, el envejecimiento de la población crea nuevos retos; a nivel social las relaciones entre generaciones requieren un impulso de la solidaridad intergeneracional y a nivel económico los cambios demográficos implican un reajuste de los tiempos de trabajo y jubilación. Al mismo tiempo es importante adaptar y hacer amigable el entorno de convivencia de las personas mayores para garantizar su plena integración y asegurar su participación en la sociedad y su acceso a los servicios. Este encuentro es un eslabón más de la cadena solidaria que marcó el Año Europeo del Envejecimiento Activo/2012 para que no caduque el espíritu que lo animó: “mucho que aportar, mucho por compartir”.

Desde SOCIEDAD CIVIL aplaudimos la iniciativa de la OMS, damos la bienvenida a las ciudades españolas que se han sumado a la Red de  Ciudades Amigables para las Personas Mayores y animamos a que se sumen a ella a todos los municipios de España. Nuestros mayores merecen siempre unos entornos cada vez más habitables, más cívicos, más humanos.

Posted in MayoresComments (0)

ENCAJE DE BOLILLOS: UNA TERAPIA CONTRA EL ESTRÉS Y EL ALZHEIMER

encajebolillos1

POR ANTONIO REGALADO

“Encaje de bolillos” es hacer una labor difícil y delicada. Un oficio casi exclusivo de mujeres aunque para paliar el estrés lo practican también, recientemente, algunos hombres. El encaje de bolillos es una técnica textil consistente en entretejer hilos que inicialmente están enrollados en bobinas, llamadas bolillos, para manejarlos mejor. A medida que progresa el trabajo, el tejido se sujeta mediante alfileres clavados en una almohadilla, que se llama «mundillo». El lugar de los alfileres normalmente viene determinado por un patrón de agujeritos en la almohadilla. Tradicionalmente se hacía con seda, lana y algodón. También con hilos de metales preciosos. Hoy, se utilizan fibras sintéticas. Los elementos de diseño se pueden realizar en forma de redes, trenzas, puntillas, cuadros… el límite sigue siendo el talento de las “encajeras”

Conviene recordar que la palabra «encaje» como tal no hace su aparición hasta la primera mitad del siglo XVI, viniendo a significar «una labor tramada, encajada entre dos telas». Primero se utilizaron las agujas, luego los bolillos.

Origen

El apogeo del bordado tuvo lugar entre 1500 y 1700 antes de que las máquinas bordadoras automáticas estuvieran disponibles a principios del siglo XIX.. Todo apunta a que su origen proviene de las culturas de oriente, si bien, en Europa, comienza su desarrollo en Venecia. El bordado empieza siendo un hobby aunque poco a poco en Inglaterra, Francia y Bélgica se forje una industria potente que sirva prendas finas y delicadas a la nobleza. Pero poco a poco la técnica se populariza y se extiende por todo el orbe, desde Rusia a Estados Unidos. En España, son famosos los encajes de Almagro, Ciudad Real, que cuenta con un museo permanente.. Pero este oficio ligado a la amistad de las vecinas, ha formado parte del paisaje nacional hasta bien entrados los años sesenta del pasado siglo.

Variedades

Existen más de 20 estilos diferentes de “hacer encaje de bolillos”. He aquí los más conocidos:

Honiton – una variedad inglesa muy delicada, con muchas flores.

Torchon – muy conocida por sus hermosas redecillas a menudo geométricas.

Cluny – muy ligero y delicado, con flores, trenzas y puntillas (lazos de hilo muy pequeños).

Bedfordshire (beds) – tiene líneas que hacen olas y puntillas (para dificultar la copia por máquinas). Utilizado en sábanas.

Encaje de Buckinghamshire punto Bucks – muy «entrelazado» con redes de hexágonos característicos y a menudo con hilos «cojos» (un hilo más grueso.

El encaje de Binche se trabaja con almohadas planas, bolillos finos y pequeños, hilos muchos más finos que los del encaje popular español, y los alfileres son más finos.

Los estilos van interrelacionados con la forma de realizar los puntos: El punto de Alençon, (Francia) se distingue en dar más precisión y naturalidad al dibujo.

El punto de Flandes floreció en Malinas. Se distingue por sus mallas de orificios redondos o hexagonales y por sus flores y hojas naturales que se bordean con un hilo más grueso pero sin relieves.

Punto Colbert., nombre de un ministro francés apasionado de estos trabajos textiles, se caracteriza por el gran relieve de sus dibujos y el  punto de  Bruselas tiene la finura del hilo que procede de un lino especial y la tendencia a la naturalidad en las figuras y motivos vegetales.

Ruso: perfección de trenzados con hilo continuo.

Encuentros en junio

Los certámenes para potenciar los encajes de bolillos –hay más de 20 formas diferentes de denominar a los palillos que permiten entretejer  y confeccionar las manufacturas textiles- se han multiplicado en los últimos años y proliferen por toda España de norte a sur. Junio es el mes más propicio para estas convocatorias. Así, en la prensa hemos podido seguir el XI Encuentro de Encajeras en Quintanar de la Orden (Toledo), la V Edición de Encajeras de Bolillo en Parla (Madrid. Y en este mismo sentido, se han celebrado concursos en Simancas (Valladolid), Torres (Jaén), San Fulgencio (Alicante), Valderas (León), Real Sitio de san Ildefonso (Segovia), Camposancos y Tui (Pontevedra), Montalbo (Cuenca)  y el VII Encuentro de Bolillo, Flecos, Bordado y Mantilla en Huétor Vega (Granada).

Pero, sin duda, el más famoso de los encuentros es el Certamen Nacional que se celebra cada año en Ciudad Real, organizado por la Asociación Rosa del Azafrán. Allí han acudido mujeres  (y hombres) expertos en el manejo de los bolillos. Más de 400 personas se dieron cita en la capital manchega llegadas de Cartagena, Munera, Benalmádena, Ronda y Granada. “En la tierra de don Quijote, no se mueven los hilos; se bailan”.

Los beneficios para la salud

“Hacer bolillos” es una terapia conveniente para matar el estrés. Según los expertos, a) esta afición del encaje requiere un gran nivel de concentración y agilidad mental. Por tanto,está recomendada su práctica tanto a a enfermos de Alzheimer como a adolescentes con hiperactividad.

b) También es muy apropiado como remedio al insomnio.

c) El mejor momento es después de la sobremesa.

d) Cuando se practica en grupo, aumenta la sociabilidad de las personas. Por tanto,favorece la vecindad.

e) Cuando se produce el silencio, el sonido del choque de los bolillos se escucha como un“elemento analgésico”, que suenan “como las olas del mar”. La calidez del sonido varía dependiendo del material de los bolillos –hueso, boj, pino, etc.),  pero, eso sí,  todos son“relajantes”.

f) los expertos aseguran que el “encaje” engancha como un videojuego porque se trata de una creación que se puede disfrutar a corto plazo.

“El encaje de bolillos es terapéutico, relaja, hace que te olvides de todo y encima creas cosas bonitas”, indicó Matilde González de Ulloa, presidenta de la asociación organizadora de este certamen nacional de Ciudad Real, que abogó “por cuidar la artesanía y procurar su conservación y su aprendizaje por parte de los jóvenes”.  Una vida inolvidable, de artista; un oficio con demasiado pasado y con incierto futuro Nuestra  propuesta es sencilla: Montar centros talleres que revivan y reverdezcan este espíritu del encaje de bolillos, una tarea difícil y delicada, hecha con la pasión de manos artesanas que sienta bien al cuerpo y al alma.

Posted in MayoresComments (0)

LOS MAYORES SE ENFRENTAN A DIEZ RETOS

mayores

Todos los sectores de la población se han visto afectados por la situación económica que afecta a España desde hace unos años, pero algunos, como las personas de edad avanzada, la notan de forma más acusada. Las pensiones, los malostratos, la pobreza, la soledad, desprotección jurídica, recortes a la ley de dependencia, pagar por la medicación, falta de voluntarios, marginación tecnológica e inseguridad son una decena de preocupaciones que tiene en la actualidad este colectivo, uno de los más vulnerables de la sociedad española, según publica La Vanguardia.

El problema económico se ceba con este grupo, ya que el recorte de sus ingresos, principalmente las pensiones, dificulta su futuro y obliga a muchos de ellos a compartir piso con jóvenes, parientes o personas de su generación para compartir gastos. Actualmente, la pensión media de viudedad ronda los 617 euros al mes; la de orfandad, los 371 euros, y la pensión media de jubilación de los autónomos, los 666 euros.

La jubilación de las personas que nacieron entre 1958 y 1978, la generación del Baby Boom, elevará de nueve a 15 millones el número de pensionistas, además de que el 1 de enero de 2013 comenzó a retrasarse progresivamente la edad de jubilación de los 65 a los 67 años en 2027, además de que se está aumentando el tiempo necesario para cobrar toda la pensión y subiendo el número de años para calcular la cuantía de la pensión de 15 a 25 años en 2022.

Al problema de las pensiones se une el recorte de otras fuentes de ingresos, ya que muchas personas mayores han dejado de recibir apoyo económico de sus familias debido a que muchos de sus miembros se han quedado en el paro, sumiendo a este colectivo en un estado de pobreza y crisis económica, que les impide realizar sus actividades diarias.

Un servicio que ayudaba a muchas de las personas de este grupo social, la Ley de Dependencia, se ha visto afectada por la crisis y los recortes, pudiéndola dejar «herida de muerte», con 200.000 personas con dependencia moderada que han quedado sin ayudas por la revisión a la baja en el proceso de evaluación y la supresión de las cuotas a la Seguridad Social por los cuidadores no profesionales, según alertan organizaciones sociales. Así, la presidenta de la Taula del Tercer Sector Social de Catalunya, Àngels Guiteras, lamenta que el Gobierno prevé dejar de aportar al sistema de dependencia 1.108 millones y que esto supondrá «el empobrecimiento de más familias y la destrucción de muchos sitios de trabajo en el tercer sector».

A esta falta de financiación, se unen las consecuencias del nuevo sistema de copago farmacéutico que entró en vigor el pasado julio, que obliga a los pensionistas a pagar por sus medicinas cuando antes las adquirían gratis, algo que a muchos les supone un auténtico lastre económico. Un 6,8 por ciento de este colectivo ha renunciado a alguno de los medicamentos prescritos por su médico para evitar pagar más, según datos de la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), algo que tendrá efectos en la salud a largo plazo.

Al aumento de las esperanza de vida se une la posibilidad de estar solo, ya que no todas las personas llegan a la etapa final de la vida con una amplia red de cuidadores o personas que atiendan sus necesidades. Se pueden dar casos de soledad deseada, pero cuando se trata de una que no se ha buscado, la persona puede acabar con depresión y exclusión social, ante lo cual, las administraciones invitan a aproximarse a las redes comunitarias o a organizaciones referentes en el sector.

Muchas veces, cuando los mayores viven solos, especialmente por la noche, sienten que carecen de seguridad, a pesar de que por el día pueden ser muy independientes y hacer diferentes tareas. Esta fragilidad queda resuelta si, en caso de vivir solos, hay una persona que les haga compañía. Para hacer frente a esta inseguridad, que en personas de edad avanzada también se traslada a la calle, por la posibilidad de hurtos con violencia, los Mossos d’Esquadra aconsejan no abrir la puerta a desconocidos o pedir siempre la identificación al personal de las compañías de servicios que se presenten en el hogar.

Por otro lado, los ancianos pueden caer también en el maltrato (violencia física, emocional, sexual, explotación financiera, negar la libertad de expresión o culto, abandono…), que en momentos de crisis económica, se multiplican, como alertan distintas entidades sociales. En este sentido, resulta altamente peligroso que algunos casos de malostratos no se llegan a conocer.

El colectivo de la tercera edad es uno de los más llamativos a la hora de engañar o estafar, como refleja el caso de las participaciones preferentes, donde algunos bancos aprovecharon la desprotección jurídica de estas personas. Por ello, las  organizaciones sociales aconsejan a este colectivo no firmar nada que no se entienda o, como alternativa, no firmar sin la presencia de alguien de confianza que vele por sus intereses.

Y en estos tiempos puntero tecnológicamente hablando, las personas mayores son las que precisamente van más retrasadas o a una velocidad muy lenta en cuanto a uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). La mayoría de personas de este colectivo tienen muchos problemas a la hora de amoldarse a estos cambios tecnológicos, por lo que al final quedan excluidos de muchos procesos que en la actualidad están completamente informatizados, frente a lo que algunas organizaciones sociales han lanzado iniciativas de enseñanza para evitar que su autoestima decaiga..

Pero la falta de voluntarios para ayudar a este colectivo puede lastrar cualquier iniciativa, así como los recortes en el ámbito de las organizaciones sociales, con reducción de personal y, a veces, cierre de sus servicios. Todas las entidades sociales que dan apoyo al sector de la tercera edad aseguran necesitar voluntarios en muchos ámbitos de su actividad.

 

 

Posted in MayoresComments (0)

NIÑOS Y MAYORES, LOS QUE MÁS SE BENEFICIAN DE LA LECTURA

lectura

Las personas mayores y los niños son las personas que más se benefician de la lectura porque es una práctica que aumenta su capacidad de concentración, promueve la empatía, favorece las conexiones entre neuronas, además de ser un ejercicio útil para evitar la pérdida de funciones cognitivas asociadas a la edad, si se realiza de forma frecuente. Así, leer ayuda a mantener el cerebro en forma, particularmente de estos grupos de población.

En los niños, es el mejor momento para inculcarles este hábito y, además, su cerebro y sus funcionalidades están todavía desarrollándose. En los mayores, para que puedan seguir manteniendo su cerebro activo a pesar de que su actividad sea más reducida, la lectura diaria es un estímulo más para su cerebro.

En concreto, la parte del hemisferio izquierdo del cerebro es la que aumenta con la lectura, aunque también están implicadas otras áreas, ya que el reconocimiento de una palabra escrita supone identificar las letras, procesarlas en sílabas y luego traducirlas a sonidos, según explica Sociedad Española de Neurología con motivo de la celebración del Día Internacional del Libro.

“Un cerebro activo no sólo realiza mejor sus funciones, sino que incrementa la rapidez de la respuesta. Mientras leemos, obligamos a nuestro cerebro a pensar, a ordenar ideas, a interrelacionar conceptos, a ejercitar la memoria y a imaginar, lo que permite mejorar nuestra capacidad intelectual estimulando nuestras neuronas», señalan desde esta organización, que también apunta que el hábito lector genera temas de conversación, promoviendo las relaciones sociales y la interacción, según publica ABC.

Los expertos aseguran que las narraciones, sean o no de ficción, ayudan a mejorar las habilidades sociales y la empatía, precisamente porque permiten sumergirse en las vivencias de los personajes y en las interacciones que establecen entre ellos, además de que estudios de los últimos años relacionan el nivel de lectura y escritura con un aumento de la reserva cognitiva.

 

 

Posted in Sociedad CivilComments (0)

Secciones y noticias

mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
shared on wplocker.com